¿Educar es tensionar?¿No es acompañar, orientar y motivar? - Polygon Education

¿Educar es tensionar?¿No es acompañar, orientar y motivar?

Nuestro compañero Luis Arizaleta, Editor y Coordinador del Área de Formación, reflexiona sobre el tema de los deberes en esta situación de confinamiento para los y las más pequeños

La disyuntiva tarea / no tarea, tal y como se está planteando estos días, es falsa. Cuando en casa hacemos cosas que nos interesan, nos divierten, entretienen, atrapan la atención, cosas que queremos recordar y compartir… nos encontramos en el territorio de lo relevante, significativo y/o funcional. ¿Por qué la tarea no ha de ser así? ¿Por qué no puede consistir en comprender cómo vuela un mosquito bajo la lluvia, como proponía Noam Chomsky hace un par de días? Porque se entiende como repetición para asegurar la correcta reproducción de la descripción y/o aplicación de lo que otros ya comprendieron.

Y, desde la mirada de no pocos educadores y educadoras, se percibe con la abulia de tener que volver a poner y corregir otra variante más de las mismas pruebas de reproducción. Si, por contra, esa tarea consistiera en dialogar sobre lo nuevo, lo explorado por primera vez, surgiría la emoción de otra vivencia relevante, la de acompañar en el descubrimiento. La falsa disyuntiva se rompe con una mirada diferente a la metodología, el propósito y el contenido de la tarea. Sin ella, las vacaciones -y las semanas siguientes todavía en tiempo de confinamiento- se harán aún más cuesta arriba para los niños/as y sus papis.

Lo que menos me gusta de esta tormenta sobre la evaluación es que se hable con normalidad de “tensión educativa”  y de no relajar la exigencia. ¿Educar es tensionar? ¿No es acompañar, no es orientar, no es empatía, no es motivar, no es responsabilidad…?

8 Comments

  1. María Cabeza González dice:

    Los niños están respondiendo con una naturalidad a las tareas que los profesores proponen asombrosa. Los padres nos hacen llegar esta situación orgullosos.
    Los profesores tienen medios para poder acompañar y orientar a sus alumnos y no dejan ninguno atrás, Los profesores de apoyo se coordinan con con los tutores. Y todos intentamos fomentar lo más posible la autonomía de los niños. No es la escuela de siempre pero funciona. Nos sentimos una comunidad que trabaja por y para nuestra infancia. Esto es para nota.

  2. Inma Alcázar dice:

    En estos tiempos de trato virtual con nuestro alumnado, es importante no olvidar que no todos tienen acceso a él. Se suple con un teléfono, con una voz que transmite ánimo y algunas recomendaciones de tarea dichas con afecto y alegría hacia ese niño o niña.
    A la hora de hacer tarea debemos rebajar la cantidad y aumentar la calidad haciéndola lo más lúdica y motivadora posible. La parte emocional (a la que el Informe del Consejo Escolar no hace ni la más mínima referencia) es básica. También se olvida el gran aprendizaje efectivo que el alumnado puede hacer en sus hogares, tal como aprender a coser un botón, doblarse la ropa, cocinar e incluso aprender a planchar (con las precauciones debidas). Ese aprendizaje que les une a la persona que en su hogar le guía en la tarea, al igual que nosotros les guiamos a través de una tablet o un ordenador, motivándoles también con aprendizajes que inciten su curiosidad por saber, por conocer respuestas a hechos que les interesen.

  3. Muy de acuerdo y creo que podemos preguntar a los alumnos qué desean investigar. Trabajar on line a diario va a ser muy duro…más si no se ha hecho nunca. Podemos proponer actividades en la que se refuercen sus hábitos de trabajo proritariamente para cuando empiece el nuevo curso.

  4. Mercedes Porcel Martin dice:

    La creatividad en el proceso educativo está poco o nada valorada en la enseñanza más tradicional. Es en estos momentos de excepción vital en los que debemos explorar la creatividad de los adolescentes, que es, infinita.

  5. Paloma Cuenca dice:

    No podemos crear tensión a nuestros alumnos.
    Debemos programar tareas que les interesen, motiven, diviertan y entretengan. No verán las tareas como una carga, sino que disfrutarán con lo que hacen.
    La respuesta de mis alumnos en la continuidad de los proyectos de comunicARTE por videoconferencia y la elaboración de los productos finales es de sobresaliente. He visto en ellos implicación, entusiasmo, dedicación, lo han vivenciado y lo han sabido compartir con los compañeros.
    Labor nuestra en estos momentos es la de acompañar, cuidar la parte emocional de nuestros alumnos.
    Cambiaría la palabra evaluar por valorar esa actitud del alumno ante la difícil situación que estamos atravesando.

  6. Juan Miguel Hidalgo García dice:

    Educar tiene que ver con provocar la pregunta, con el asombro y la curiosidad. Nuestras emociones hacen además que nuestra memoria recuerde, y para todo esto necesitamos la relación humana.
    Todo esto está en juego y damos prioridad a un programa o a una tarea sin darnos cuenta de la trascendencia de estas decisiones. Ojalá se legisle teniendo en cuenta el interés del niño como dice la Convención de derechos de ma infancia.
    No perdamos el Norte, y menos en esta situación de vida tan tremenda.
    Un abrazo grande

  7. Pilar Pamplona Cenzano dice:

    Estoy muy de acuerdo, pero esta situación ha pillado a toda la comunidad educativa por sorpresa, sin tiempo para la reacción, solamente para la acción con urgencia. De un día para otro los padres y madres han pasado a tener la responsabilidad sobre el trabajo de sus hijos e hijas (me refiero a los chiquis, educación infantil y primaria), el alumnado ha salido del entorno de aprendizaje escolar en el que entre otras muchas cosas, el trabajo cooperativo es vital para avanzar, y el profesorado se ha visto abocado a reinventarse.

    Realizar actuaciones con urgencia conlleva olvidar elementos esenciales que, en mi opinión, se deberían valorar; ¿dónde ponemos las situaciones familiares de nuestro alumnado? ¿cuentan con recursos materiales y/o humanos para seguir adelante? ¿dónde queda el mundo de las emociones? ¿cómo les va afectar psicológicamente este confinamiento? ¿es importante para aprender el “estar con el otro”? …

    ¿Tan imprescindibles son los contenidos del tercer trimestre como para que sean susceptibles de ser evaluados obligatoriamente? Ójala nos den la oportunidad de confirmar que otro tipo de educación es posible.

  8. Luis Arizaleta dice:

    Son las 20:00 del 15 de abril. He escuchado la comparecencia pública en rueda de prensa de la Ministra Celaá y el Secretario de Estado Tiana para informar sobre las decisiones acordadsa entre el MECD y las CC.AA. acerca del final del curso 2019/20. Me ha alegrado mucho escuchar palabras como “acompañamiento”, “tutoría” o “evaluación formativa, continua, comprensiva y global de las competencias esenciales”.

    Este último trimestre se entiende como de repaso, recuperación y refuerzo, y se preve una adecuación curricular para reprogramar contenidos del T3 del curso 2019/20 en el T1 del curso 2020/21.

    La promoción de curso será la norma. La equidad va a primar en el tratamiento de la brecha digital y en la atención durante el verano a los niños/as con necesidades específicas.

    Las ideas que entre todos hemos plasmado en esta entrada de Blog se han visto reflejadas. Preces escuchadas. ¡Me congratulo! Enhorabuena, amigos/as.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *