Resolvemos el problema del zapatero de Matemáticas Método Singapur

Descubre la respuesta del problema del zapatero del Método Singapur

Hace unos días lanzábamos un reto a nuestros suscriptores, para ver si eran capaces de resolver un problema de Matemáticas Método Singapur. Aquí tenéis la respuesta, ¡comprueba si has acertado!

Tras varios días de debate, os proporcionamos la respuesta al problema planteado en nuestras Redes Sociales basado en la metodología Matemáticas Singapur. Nuestro Director Pedagógico de Matemáticas, Nicolás Muracciole, explica la respuesta:

“El problema es relativamente sencillo de responder. No es un problema en el que queramos poner muchas “trampas” a los alumnos/as, pero sí hacerles pensar e interpretar los datos de un problema. Muchas veces se enseña a los alumnos que cuando ven la palabra “perder”, por ejemplo, hay que restar. Otros alumnos/as al ver números en un problema lo que hacen es sumarlos todos o restarlos, porque “algo” habrá que hacer con estos números. En este problema, aunque la pregunta diga “perdió”, claramente hay que sumar.

En primer lugar, dibujamos una barra que representa los 30€ que invirtió el zapatero al comprar los zapatos. Los 70€, que son el precio de venta al público, son un dato que es irrelevante para responder a la pregunta: es un dinero que el zapatero nunca ingresó en su caja. Los 100€ que pagó la señora, no tienen ningún valor. Sin embargo, los 30€ que le dio el zapatero a la señora de su caja, ya no los recuperará. Por tanto, debemos dibujar otra barra que representen estos 30 €. De este modo queda dibujado el “modelo partes-todo”, en el que los alumnos/as pueden ver que deben juntar (sumar) los dos importes que el zapatero ha perdido para responder a la pregunta. La respuesta es: En total el pobre zapatero perdió 60€.”

¿Has acertado?

1 Comment

  1. Oscar dice:

    Hay que tener en cuenta que en esos 40€ que el zapatero aumenta el precio de sus zapatos están incluidos gastos que él tiene como puede ser el mantenimiento del establecimiento (luz, agua, alquiler, impuestos…), su sueldo o el de sus empleados, etc. Por lo que en el precio inicial (30€) solo se incluye la materia prima (los zapatos), pero no el resto de gastos y el trabajo del zapatero. Si afirmamos que sólo pierde el dinero que le cuestan y el dinero que devuelve al cliente estaríamos negando que el trabajo del zapatero y el resto de gastos deberían cobrarse. Al fin y al cabo es tiempo y dinero que él ha invertido y que no va a recuperar, por lo que también lo ha perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *